BIKE POLO ECUADOR

Bike polo quiteño

Sobre bicicletas de ciudad y conductores hijos de p*ta!

Perdón pero estoy bien cabreado, se que no todos los conductores son unos hijos de p*ta pero muchos y/o la mayoría si lo son. Irresponsables desconsiderados que no les importa nadie más que ellos, que creen que por pitar como tontos el tráfico se va a arreglar y orgullosos al punto de ser incapaces de admitir cuando pusieron en peligro la vida de alguien más.

Hoy salí de la casa a ver una película, gratis qué bien! Pero a tres cuadras de mi casa sale un viejo hijo de p*ta de una intersección sin ver que venía por la calle, normal el man vio una bicicleta y salió como dueño de la calle y me tocó frenar a raya y esquivarlo por un lado. Mientras le daba un golpe en la puerta del carro y le reclamaba que mire antes de salir y los dos veteranos de adentro me veían horrorizados no me di cuenta de que de la siguiente intersección otro viejo hijo de p*ta salía con cara de yo no fui sin importarle nada más que su apuro. Alcancé a reaccionar con las justas y volver a frenar a raya y esquivarle al man. Se fue muy rápido y apenas alcancé a golpearle la parte de atrás del carro pero ya no le pude decir nada. Ojalá lleguen a leer esto viejos hijos de p*ta, eso es lo que pienso de ustedes!

Después dije bueno, calmémonos y vamos tranquilos que voy a ver una película y quiero llegar entero. Pero como ley de Murfi (quién carajos es ese man?) no iban a ser los únicos.

El siguiente fue un “gallo” hijo de p*ta en su carro rojo y nuevo que aun cuando me vio salió de la intersección para cruzar la calle -en todo caso gracias al conductor que estaba adelante del carro que se salió por respetar a quien tenía el derecho de vía, si no de ley ahí me moría. Ojo que esta vez ya iba más rápido porque estaba en la Amazonas y otra vez frené a raya y esquivé un idiota. Ahora si indignado como nunca le fui siguiendo sabiendo que le iba a coger el tráfico más adelante. Lo alcancé y le escupí en la ventana, le mandé al diablo mientras el hijo de p*ta se hacía el loco, incapaz de decir nada, bajar la ventana o algo. Me hizo un gesto de “ya ya cálmate” que me hizo cabrear aun más y empecé a golpearle la ventana del carro (ahora yo como idiota) al punto que el tipo salió apurado huyendo. La p*ta ventana no se rompió pero aunque sea el hijo de p*ta se fue con un escupitajo chorreando por la ventana. Si lees esto hijo de p*ta espero que cuando limpies la ventana se te peguen mis bacterias y te enfermes!

Ahora bueno ya me tocaron tres hijos de p*ta, intenté calmarme aunque estaba bien fregado pero seguí mi camino tratando de pensar en la película que iba a ver. Volví a coger la Amazonas y todo bien. Pero faltaba el cuarto. Otra vez otro hijo de p*ta se salió de una intersección sin importarle nada. Otra frenada a raya y esquivada. Cuando le insulté reclamándole este hijo de p*ta me hizo un gesto de “que me importa” que me puso en un estado en el que iba a matar a alguien. Lo esperé un segundo para reclamarle pero el muy hijo de p*ta salió picado. Lo seguí a toda velocidad pero este man aceleró más. Saqué las llaves del bolsillo con toda la intención de cogerlo en el semáforo y desgraciarle el carro en el que andaba. Pero el hijo de p*ta se pasó el semáforo en rojo, entonces ya sin pensar en nada me lancé a toda y me pasé yo también (por suerte no me morí ahí mismo). Y ya cuando lo estaba alcanzando curvó a la derecha y lo único que alcancé a hacer fue lanzarle mis llaves en la ventana de atrás. Se me escapó el hijo de p*ta, bien por él porque algo le iba a pasar, nunca me había sentido así y seguro que algo malo iba a pasar. Pero bueno recogí mis llaves, mientras una señora me decía que se le cayeron al del carro, y seguí mi camino que ya faltaba poco.

Dos minutos después llegué a mi destino, el colegio de arquitectos. Intentaba e intentaba tranquilizarme pero no funcionaba. Llegué y un tipo muy contento y amable me recibió y me dijo “qué bacán bici.” Normalmente hubiera tratado de conversar con el man y bueno lo normal, pero creo que percibió la ira dentro de mi y mejor se hizo el loco. Entonces bueno saqué mi cadena (que siempre va abierta en la maleta para no perder tiempo) y aseguré mi bici a una columna ahí dentro.

Entré a la película y respiraba hondo tratanto de calmarme. Comenzó y se veía bien pero no lograba concentrarme. Me acomodaba en el asiento de todas las maneras pero la mente no me dejaba tranquilo. Más o menos a la media hora entra una pareja que se sienta justo al lado mío y el tipo empieza a explicarle todo lo que pasa en la película a la pelada. Ahora si ya no podía conmigo mismo, este tipo que hablaba durante la película me jodía aun más. Además empezaba a dolerme la mano, las ventanas de los carros no se han sabido romper a puñetazos. Entonces pensé que era el momento ideal para “iluminarme”, para controlar mi mente y dejar que todo lo malo simplemente esté ahí y yo me eleve a un nivel superior de conciencia (jajajajajajaja). En serio pensé eso, pero no funcionó jaja. Bueno ya como no podía más me cabrié y me salí de ahí, pero qué sorpresa cuando fui a coger mi bici. Cuando lancé mis llaves se debió haber caído justo la llave de la cadena, no la tenía, no podía sacar mi bici y estos manes ya mismo iban a cerrar. Y mi mano estaba hinchada.

En este punto ya solo me reí (más o menos, estaba preocupado). Para hacer el resto de la historia corto, me tocó regresar a la casa a ver la copia de la llave y volver. Claro que al volver las puertas estaban cerradas y ya no había nadie en el edificio. Después de ubicarle al guardia y convencerle de lo que pasaba me dejó entrar y sacar la bici, por fin! Bueno ahora a la casa y ya todo bien dije yo, si casi, si no fuera porque me cayó el aguacero encima cuando llegaba.

Así que así, una historia un poco chistosa cuando la veo ahora, pero estuve a punto de accidentarme 4 veces, quien sabe si a punto de morir por algún conductor hijo de p*ta. Pero bueno pilas ahí panas, anden con cuidado y no pierdan la cabeza.

Iba a decir algo más acerca de las bicicletas de ciudad (como está en el título) pero ya sería demasiado largo y aburrido así que mejor queda para otra ocasión.

* = u

Archivado en: Noticias

4 Responses - Comments are closed.

  1. andandoenbicicarajo dice:

    jejejejejejeeje, que buena historia, creo que tods nos ha pasado, no hay forma y no hay estilo, hay que perder la cabeza creo que es necesario, lo que si es cierto es que siempre estamos en riesgo y eso hay que admitirlo, esta ciudad no esta lista para ciclistas y peor aun para un movimiento de ciclistas masivo,cabreados, no hay solución, tal ves campañas de sen civilización hacia los y las conductoras, como también a los y las ciclistas, hay que hacerles entender que no es difícil compartir las vías, fuerza panas y la próxima romperles la ventana se lo merecen, hay que ser violentos y violentas..

    arriba el anarco ciclismo en esta ciudad, si no nos respetan no tenemos porque respetarles nosotr@s.

    se me ocurre como alguna ves le paso a un pana de tener una red de gente que pueda reaccionar rápidamente y caer a la bronca, o una linea de auxilio inmediato. 1800 violenciaenbici……

    que bueno que estas bien.

  2. Francisco Hurtado dice:

    Ayer este tipo en su carro para adelantar en el tráfico se mete sin regresar a ver a la ciclovia justo cuando yo pasaba por al lado (Veintimilla y Amazonas), freno a raya y le esquivo casi cayendome al otro lado…

    Le reclamo sin alterarme, el man baja la ventana y me dice “mueve mueve”… Y yaf uno no puede más… todavía más que me ponen en riesgo de accidentarme y de hasta perder la vida por un idiota que se mete arbitrariamente a la ciclovía… el minimiza el asunto y cabreado me dice que me mueva… que se joda, empece a golpearle el auto y a decirle la idiotez que hizo, que casi me estrello en su vehículo y al le importo un pepino… Hay momentos en que uno ya no da más de las iras… hay mucho egoísmo detrás de los volantes de los vehículos… verdad que hay unos cheveres que si respetan que te van hasta haciendo escolta a veces de puro acolite… pero otros… esto nada mas en referencia con la historia… y de verdad a veces esquina tras esquina el irrespetuoso aparece…

    • bikepoloec dice:

      me dan ganas de hacer algo al respecto con este tipo de conductores y no me gusta la violencia, pero la verdad no se me ocurre qué…

      avisa si se te ocurre algo!

  3. elmono enbici dice:

    ¡Tomalo con calma pana!

Únete a otros 31 seguidores

Hazte amigo!

A %d blogueros les gusta esto: